Quim Vicent i Xevi Verdaguer

Todos y cada uno de los días tiene un sentido. Cada fin de semana es una oportunidad para cargarnos de energía de cara a las jornadas laborales pero este fin de semana ha sido extraordinario. Inédito para mi y para los participantes del Health Hackers Meeting. Este fin de semana, con inclemencia metereológica incluida, he participado de una multiexperiencia muy muy especial de la mano de mi colega y amigo @Xeviverdaguer y de parte de las personas con las que vibra y nos aportan. Yoga, psiconeuroinmunología, ópera, testimonios (aún resuenan las carcajadas de la charla de Silvia Abril @Silviabril), recetas saludables, tiempo para dentro y tiempo para hacer red. Majestuoso el espectáculo de las nubes y la fuerza de la tierra virgen.

El formato que nos propusieron para el sábado y el domingo ha sido intenso. La variedad de los temas y expresiones lo ha hecho llevadero. Mucha información orientada a tomar las correctas decisiones respecto de la salud no sólo a través de la razón si no también de los sentidos. Xevi ha dado cuatro charlas, de esas suyas que han ayudado a tanta gente. Fisiología en grandes dosis para explicar cómo funcionamos y qué nos conviene. Pero también hemos alimentado el cuerpo y el alma no sólo la mente. No pretendo en este post ser riguroso en la descripción de lo experimentado, creo que es más justo invitar a los lectores a aprovechar futuras convocatorias.

Ayer los participantes nos despedimos pensando en lo extraordinario de lo vivido y con ganas de un futuro reencuentro. Estamos digiriendo los imputs y agradeciendo haber podido formar parte.

El italiano Salvo Noé que ha protagonizado la Contra lanza una crítica contra nuestro egocentrismo y denuncia nuestra decreciente inteligencia vital. Nos invita a sustituir la queja por centrarnos en las soluciones, dejar de culpar a otros y aprendamos a resolver. Nos proponer dejar fluir las emociones aprender a gestionarlas. Nos estimula para ejercitar el músculo emocional y ver las dificultades como oportunidades. El titular elegido por mi querida Ima Sanchís subraya la propuesta del terapeuta siciliano de favorecer que los encuentros se vuelvan abrazos. El Papa tiene un cartel que Noé le regaló “Prohibido quejarse” hay que saber entenderlo se trata de abandonar el victimismo, entusiasmarse, agradecer y responsabilizarse de la propia vida.

Estoy de acuerdo de evitar la queja como tic, hábito o ritual, pero cuando el cuerpo se queja hay que escucharle.

Como ya he comentado en el artículo del mes pasado que publiqué en el blog de Arvila Magna , ya tenemos nueva edición del libro que empezó su andadura el pasado mes de Junio. Estoy cosechando muchos comentarios elogiosos y disfrutando mucho de interacciones con periodistas, colegas, pacientes y lectores.

Cuando estaba escribiendo era optimista pero las previsiones están siendo superadas con creces. Estoy muy feliz por haber conectado con tanta gente que no sólo es receptiva a lo que yo pueda señalarles si no que están tomándose en serio esto de “Aprender a escuchar su cuerpo”. Estoy recibiendo a personas que vienen a raíz de ese primer diálogo que ha significado la lectura del libro.

Es genial tener juntos ya un pequeño trabajo previo hecho, por que cada experiencia es única y añade matices insospechados a las palabras. Las personas que han leído el texto se muestran más libres de compartir aspectos emocionales relevantes. Las más de doscientas páginas actúan como un magnífico rompehielos y facilitan la relación terapéutica.

En ningún caso creo que no haber leído el libro sea un obstáculo para empezar una tarea juntos, simplemente digo que está facilitándo sinergias con nuevos pacientes.
Gracias a todos y todas los que habéis hecho posible esta segunda edición de “Aprende a escuchar tu cuerpo” dedicado a que seas protagonista de tu salud.

Empecé a escribir estas palabras el domingo después de volver de una gran fiesta de cumpleaños. La homenajeada, la mujer de un gran amigo, que tuve la suerte de conocer por unas molestias en su espalda que le hacían la vida un poco más pesada. Decidí entonces a la vuelta de la celebración, reencontrarme con vosotros escribiendo un nuevo artículo para el blog.

Quim Vicent

Estos últimos meses han sido una gran maratón, sobre todo por la publicación y toda la emoción de mi primer libro; que parece no descansar, ya que hace poco que la editorial me ha comunicado que ya está en marcha una segunda edición. La primera impresión ha volado de las librerías en tan solo dos meses. Así que, estas líneas son un modo de aprovechar para agradecer a todos aquellos que han depositado la confianza en mi libro.

Gracias, gracias de todo corazón a todos los que me acompañáis y juntos podemos seguir caminando en este camino llamado salud.

Empezamos la temporada trabajando ya hacia finales de agosto. Pero es en septiembre donde arrancamos oficialmente con la temporada de actividades. Este jueves día 20, tengo de nuevo la oportunidad de abrir de nuevo las puertas de la clínica al Dr. Michel Stephan, mi gran mentor, y al que siempre estaré agradecido.
Nos hablará en su ponencia de las hernias de disco, con su conclusión tan contundente que nos explica por qué no habría que operarlas. Estoy completamente seguro, que no dejará a nadie indiferente.

A finales de mayo, cuando hice la presentación del libro en Madrid, apareció en la feria, con la billetera por delante comprando cinco libros para su gente querida. Y por lo que tengo entendido, sigue regalando libros. Todavía no hemos debatido su contenido, pero probablemente lo haremos después de su conferencia, ya que nos tocará cena de ciencia, regada con una buena botella de vino, como no.

Con el Dr. Michel Stéphan en Feria del Libro de Madrid 2018.

Esta conferencia será la primera de un seguido de charlas que os iremos ofreciendo a lo largo de este curso 2018-2019. Como mucho de vosotros ya sabéis, hemos iniciado una estrecha colaboración con el Institut de Psiconeuroinmunologia Xevi Verdaguer y con el Instituto de Andrologia y Medicina Sexual del Dr. Pomerol y la Dra. Ana Puigvert. Ambos Institutos se encuentran ahora en las instalaciones de nuestra clínica, lo que seguro se traducirá en compartir muchas vivencias laborales y personales a partir de ahora. Contaremos con todos ellos a la hora de realizar charlas y sesiones informativas en nuestras salas de Arvila Formación. ¡Empieza una buena temporada cargada de actividad!

Consejos generales para iniciar una buena temporada.

Nosotros como muchos de vosotros, encaramos en septiembre un nuevo periodo lleno de novedades y actividades. Tanta ebullición, a veces pasa factura en el cuerpo. Cada vez estoy más convencido que tendríamos que simplificar la vida. Aquello de que cuando no buscas, encuentras.

Pues algo similar sucede con nuestra salud. Nos hemos alejado de cosas sencillas, como lo es la forma en que vivían nuestros antepasados. Como se alimentaban nuestros abuelos, nos puede dar una buena perspectiva para darnos cuenta de cosas tan importantes como dejar descansar a nuestro sistema digestivo.

Uno de los secretos para disfrutar de una buena salud es tener la insulina -hormona que tiene efectos importantes en el metabolismo y encargada de regular la cantidad de glucosa en la sangre- en valores de cinco en ayunas, aunque mejor sería tenerla tres. Aunque los laboratorios permiten valores más altos, cada vez encontramos más pacientes con resistencia a la insulina, y esto es el famoso camino a la diabetes tipo 2.

Todos sabéis que deberíamos comer alimentos con bajo índice glucémico, pero en cambio insistimos muy poco al ayuno intermitente. Esto significa que transcurran las máximas horas desde la última comida del día a la primera del día siguiente. Aunque lo ideal serían 16 horas, esto necesitaría su entreno y que sería recomendable que fuera tutelado por un profesional.

Si consumimos azúcares, el cuerpo los almacena como glicógeno en el hígado y los músculos. Cuando se saturan estos depósitos, el azúcar adicional se convierte en grasa. Nuestro cuerpo tira de esta energía del azúcar, dando muy pocas oportunidades a nuestro organismo a quemar grasa. Como por norma general, ingerimos demasiados productos azucarados, y nuestro cuerpo tira de esta gasolina. Por lo tanto una buena estrategia, es cenar lo más pronto posible, y hacer ejercicio de alta intensidad -valdría con 20 minutos- en ayunas.

Personalmente no soy partidario de hacer 4/5 comidas al día ya que no permitimos darle descanso a nuestro digestivo. Aunque si es cierto que estaría abierto a debatir esta idea, puesto que nunca es bueno generalizar.

También deberíamos mirar nuestro colesterol total y el HDL, el conocido como colesterol bueno. Si los dividimos ambos, los valores resultantes por encima de 4 tienen como resultado una mala proporción, pero encima de 10, estaríamos ya estaríamos en serios problemas de flexibilidad metabólica. Las personas que no tienen una buena flexibilidad metabólica, lo sabrán porque no digieren bien los hidratos de carbono, y los convierten en azúcar, entrando en el ciclo vicioso que he explicado antes.

Otro de los valores que tendremos que mirar en las analítica es la lipoproteína A. Si la tenemos alta tendremos un riesgo cardiovascular. Por lo tanto, deberíamos de dejar de tener tanto miedo al colesterol como nos quieren hacer creer en tantos anuncios publicitarios, y tener en cuenta estas recomendaciones que si protegen nuestra salud.

Nuestro porcentaje de grasa corporal es un dato importante para nuestra salud, valores por encima de 25 en hombres y en mujeres por encima de 32, es obesidad
Siendo estos datos una prioridad a tratar, si no queremos tener un problema grave de salud.

Por último, para no hacer este artículo interminable, le daré mucha importancia al sueño. ¿No os habéis puesto a pensar lo milagroso que parece el dormir? Seguramente los que dormimos bien no le ponemos tanta atención como las personas que tienen que medicarse, pero si quieren un consejo, deberíamos buscar las causas que nos impiden dormir y evitar ser esclavos de la medicación.

Si tienes más de 30 años y has tenido una vida sedentaria, habrás entrado en una fase llamada somatopausia, que es una deficiencia de la hormona de crecimiento relacionada con la edad. La secreción de esta hormona es por la noche, por eso es tan aconsejable ir a dormir a una hora razonable.

¿Y una hora razonable cual es? Entorno a las 22.30 sería la ideal para favorecer su secreción. Si además haces el ayuno intermitente -una buena separación entre la última comida y la primera del día siguiente-, y haces deporte de intensidad, ayudarás a mejorar la secreción de esta hormona y a poder recuperar todo el tejido dañado de tu cuerpo. Recuerda que tu cuerpo está en constante cambio.

Sin ánimo de querer aburriros más con tanto consejo, os agradezco una vez más, vuestro apoyo, que el libro siga este camino, donde orgulloso una vez más de colaborar con esta organización de los amigos de Pallapupas, una sonrisa, la mejor medicina. Como decía Jorge Bucay en uno de sus libros “la comunicación profunda que sólo consiguen entre sí, aquellos que tiene el coraje de vaciarse de contenidos y buscar en lo profundo de su ser lo que tienen para dar”. Ellos con su trabajo, son el epíteto de esta frase.

Michel, te espero en tu casa el jueves 20 de septiembre y a todos vosotros no os perdáis su conferencia este día a las 19h. Tendremos la gran oportunidad de compartir otro gran momento. Recuerda vivir cada uno de ellos con salud.

El día de la presentación un asistente me preguntó sobre la importancia de los pies para generar compensaciones corporales. No le pude negar que la medicina holística incide precisamente en que todo está interrelacionado y que tener una pisada equilibrada es buen síntoma. Pero a riesgo que fuera podólogo – negó que esa fuese su profesión- reivindiqué lo que digo siempre: La salud depende en gran medida del buen estado de la boca. Una mala oclusión, un bloqueo mandibular, cientos de cosas que se diagnostican con ayuda de una ortopantomografía y que podemos corregir inciden en cabeza, espalda y extremidades.

Lo siento por algunos pacientes que han invertido cientos de euros en plantillas que son contraproducentes. Obviamente sólo critico aquellas que se han vendido como producto milagro y que no tienen la excelencia exigible.

A mi entender la salud empieza en la boca de ahí irradia al resto del cuerpo humano. Eso incluye esa estructura maravillosa que son los pies y muchos profesionales que los cuidan esmeradamente. Cuidad siempre vuestros pies tanto si hacéis mucho ejercicio, si pasáis mucho tiempo de pie, si lo habéis castigado con tacones o si tenéis diabetes. Pero sin dejar ese cuidado de lado poned el acento en la boca puerta del alimento y de la salud.

Quim Vicent El Somriure

Somos muchos los que opinamos que una sonrisa bonita es la mejor carta de presentación: la higiene y la disposición de los dientes va más allá de la belleza. Para los osteópatas y posturólogos los aspectos estéticos pasan a un segundo plano. Asesoramos para un buen cuidado de la boca porque no sólo nos permite quedar guapos: nos permite estar sanos. Patologías neurológicas y tensiones recurrentes pueden tener que ver con nuestras piezas dentales, nuestra mandíbula y nuestra oclusión bucal. Como cuento en mi libro, subrayar la importancia de los hallazgos en las ortopantoradiografías me ha granjeado el respeto de eminentes traumatólogos. Imagina que con una prueba complementaria tan simple y un tratamiento adecuado te libras de una intervención tan seria como la de columna.

No estoy en condiciones de afirmar que todas las operaciones de columna se pueden evitar con un abordaje odontológico, pero sí que vale la pena incluir en el preoperatorio una valoración de este ámbito. La cirujías de la columna (sean al nivel que sean: cervical, dorsal, lumbar,…) son muy serias, exigen mucha resistencia física y mental por parte del paciente y un largo periodo de recuperación. Aceptar el que tendría que ser el último recurso debería sopesarse con mucho tiento.

En términos emocionales esforzarse por cuidar la dentadura es un indicativo de estar preparado para afrontar la vida. Hay quien vincula la boca a las decisiones. Quien tiene una buena mordida tiene mayores posibilidades de éxito. Debo decir que, a mi entender, las férulas para minimizar los daños colaterales del broxismo (rechinar los dientes en periodo de sueño) es mejor que sean para el arco inferior de la boca y no para el superior como se prescribe habitualmente. Más adelante te explicaré por qué.

No sería fiel a mi filosofía integrativa si nos quedamos con medidas mecánicas para evitar el deterioro inconsciente de la boca. Hay que evaluar aspectos psicológicos y emocionales que se disipan inadecuadamente con este hábito nocturno. Algo podrá elaborarse y reconducirse en nuestra vida que nos permita dormir a pierna suelta.

Para acabar, aplaudo las iniciativas que gravan las bebidas ultra-azucaradas. Un incremento del precio de algunos refrescos nada lights en Cataluña ha permitido una caída del 20% de su consumo en un año. La mejor bebida para la sed es el agua y en su defecto infusiones naturales y algunos zumos. Las bebidas alcohólicas y estimulantes tienen un gran potencial inflamatorio.

He leído en muchas ocasiones que escribir ayuda a sanar. Hay personas que se coartan porque la tinta sobre el blanco papel (o las letras en la pantalla) dan una trascendencia especial a los hechos y a los sentimientos. Yo soy muy de la broma y del juego, pero debo poner en valor lo especial que es crear una burbuja de intimidad y reflexión para ordenar las ideas y los hechos.

Un rato en el metro o el autobús, unos momentos en una recepción o en una cafetería pueden facilitar una manera constructiva y lúcida de afrontar emociones que a veces están enmarañadas. Crear una secuencia inteligible sobre qué, cuándo, cómo, por qué y quién o quiénes puede hacer aflorar la pestaña que abre soluciones. Pensar y sentir es importante, pero repensar y recrear (cuidado con resentir) puede ser clave.

Como digo en el libro, nuestros tres corazones deben estar alineados para fluir en la salud. Escribe, escríbete, escríbeme y si quieres compartamos viaje. Como puedes comprobar, en mi web hay un formulario de contacto al que siempre daré una respuesta.

Una de las mayores amenazas contra la salud que conocemos todos es el tabaquismo. Yo, que no fumo y tengo muy claro por qué, tengo dificultades para comprender el gusto por desoxigenarse. Que no me identifique no significa que no empatice. Al fin y al cabo, como decía el filósofo aquél, “nada de lo humano me es es ajeno”. Entiendo que las personas que fuman en el momento que iniciaron el hábito no eran conscientes de lo que se les venía encima. Ansiedad, tos, mala circulación, dificultades respiratorias, envejecimiento prematuro, halitosis, dependencia emocional, aislamiento social parcial y facturas importantes (a 5 euros día por paquete son 1825 euros al año).

Son muchas las creencias erróneas que sostienen la práctica: que proporciona placer o que dejarlo produce mucho dolor. También hay quien teme al sobrepeso, aunque no es necesario engordar para abandonar ese sinsentido. Hay muchas justificaciones, trampas mentales que no se reconocen como tales. No podemos juzgarlo. Mejor buscar las emociones subyacentes a esa necesidad.

Evito ponerme pesado con las personas que fuman; ellos han tomado sus decisiones. No puedo estar de acuerdo; de hecho, siento pena. Espero que mejorando su habilidad para escuchar su cuerpo tomen por sí mismos las decisiones adecuadas. Apostar por la buena respiración, por recuperar el aliento también incide en la imagen de uno mismo y en su racionalidad. La persona que decide dejar de fumar no tiene por qué sufrir. Hay muchos textos que argumentan las razones.

Lo que sí hago es abrazar a los que rompen los barrotes y firman ellos mismos la orden de excarcelación. Para quien dé ese paso adelante podemos proponer tratamientos detox que multiplicarán los efectos benéficos de renunciar a la cuota de toxinas voluntarias que se esconden en las cajetillas.

Los que me conocen bien saben que soy un forofo del fútbol. De hecho, hubo un tiempo en que no descartábamos que pudiese dedicarme a ello en serio. Uso la primera persona del plural porque incluyo a los que, sabiendo de qué iba la cosa, veían en mí potencial. Actualmente disfruto del fútbol como espectador y me mantengo en forma haciendo ejercicio. Es muy importante sentir que cuidas de tu cuerpo y lo compensas del sedentarismo y del estrés de otro tipo de funciones. Como osteópata debo cuidar especialmente bien de mi físico para mantener la fuerza y sensibilidad precisas en los ajustes.

Acabo de leer un libro sobre la felicidad que se experimenta corriendo, de un conocido periodista deportivo catalán que se llama Arcadi Alibés. El libro es muy ameno. En sus dos primeras partes relata su experiencia como corredor de Maratones, su tesón, cómo consiguió entrar en el Club de los 7 Continentes (América divida en dos, Norte y Sur, más la Antártida). Explica con cierto entusiasmo cómo consiguió superar la “marquitis”, esa obsesión por mejorar la marca personal rebajando cada vez más el tiempo invertido en recorrer 42195 metros. En la tercera parte, al menos en cuatro ocasiones recomienda “escucha a tu cuerpo”. No puedo estar más de acuerdo. Él lo propone para evitar lesiones. Afea la costumbre de negar el dolor, de no hacer caso a las señales de alarma. Padeció dos lesiones graves en los gemelos que le contrariaron pero también lo hicieron más sabio. Arcadi es un buen ejemplo de saber escuchar el cuerpo y de conseguir grandes metas a cambio.

Leo en El Periódico el artículo de una escritora que se llama Care Santos. Argumenta la dificultad para entregar un original a la editorial y que los lectores finales no detecten una errata. Cuenta la anécdota de que Juan Ramón Jiménez paró una impresión en pleno proceso para corregir una coma.

Cuando apenas me recupero de la pesadilla de las correcciones me doy cuenta de que el rigor es amigo y la intolerancia enemiga. Con el trabajo de poner negro sobre blanco las ideas, el parto de la estructura, la renuncia a muchos párrafos porque no adquieren la suficiente relevancia, las decisiones sobre lo personal y lo universal, evitar los malentendidos, no dejar las historias a medias… Una coma, un error de concordancia, unas letras intercambiadas y algún acento se debe perdonar, sobre todo si no es intencionado, repetitivo o confunde. Por mil veces que tus ojos pasen por el texto no detectas el error y es maravilloso que no dependa sólo de uno el resultado final. Gracias a todos los obsesivos y obsesivas que han revisado el texto de mi libro porque sin ellos nadie estaría tan contento. Sin un equipo, por mucho que uno se esfuerce, nunca se llega tan lejos como con el grupo.